Visita al Real sitio y Villa de Aranjuez

¡Hola viajeros! Hoy os traemos un nuevo lugar que visitamos en el pasado fin de semana, el Real sitio y Villa de Aranjuez.

Palacio Real de Aranjuez

Antes de comenzar, vamos a hablaros un poquito sobre Aranjuez, municipio situado al sur de Madrid, es uno de los Reales Sitios de la Corona de España desde que Felipe II así lo nombrara en 1560, ostentando también el titulo de “Villa” desde 1899, de ahí, juntando ambos títulos, nace su nombre, famoso sobre todo por su Palacio Real, erigido por orden de Felipe II, y sus Jardines, ambos al cuidado del Patrimonio Nacional de la Monarquía Española.

Nosotros fuimos a visitarlo con la intención de pasar el día, que además nos salió soleado y cálido, así que no nos podemos quejar, teníamos planeado nada más llegar entrar a ver el Palacio por dentro, y después recorrernos los Jardines.

Antes de entrar al Palacio cruzamos la Plaza de San Antonio, una plaza muy grande con la iglesia de San Antonio de Padua, ordenada contruir por Fernando VI, “presidiendola”.

Iglesia de San Antonio de Padua

Una vez atravesada la Plaza de San Antonio, y continuando por la Avenida de Palacio, nos adentramos en la Plaza de Parejas, que nos llamó la atención por la similitud con nuestro nombre 😀 . Esta plaza está situada en la parte sur del Palacio, y donde se encuentra la entrada al mismo, que cuesta 9€ la general.

Plaza de las Parejas

El Palacio Real de Aranjuez, como dijimos antes, fue erigido por orden de Felipe II, y más tarde ampliado por mandato de Fernando IV y Carlos III, dotándolo de unas alas que encierran el patio de armas, tal y como se puede contemplar hoy en día. En 2001 este entorno fue declarado «Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad» por la Unesco.

Como consejo, y para evitar lo que nos pasó a nosotros, si sacáis los tickets en la máquina, no se imprimen bien, aparte de tardar en salir, salen al fondo de la misma y ni metiendo el brazo llegas a por ellos porque se atascan, así que o esperáis la cola para sacarlas en mano, o las sacáis por internet, pero no recomendamos comprarlas en las máquinas del Palacio debido a que dan fallos. Al final enseñando los comprobantes de compra nos imprimieron en taquilla una, pero solo conseguimos sacar de la máquina 1 de las 2 que compramos.

Palacio Real

Siendo cierto que el Palacio es precioso, decir que la visita al interior fue un poco decepcionante, y no por que no sea bonito, si no sobre todo por el precio que se paga, la visita es corta, y no dejan hacer fotografías, aunque hemos de decir que tiramos alguna (porque no lo sabíamos) hasta que nos llamaron la atención por hacerlo. Si vais a Aranjuez, por el hecho de ir y entrar, si que os lo recomendamos, pero en nuestra opinión, y sobre todo si habéis visto otros palacios, os va a saber a poco.

Interior del Palacio Real

Lo que si que nos gustaron mucho fueron los Jardines Reales, muy extensos y cuidados, con muchas fuentes y el rio Tajo cruzando uno de ellos. Hay tres jardines, el del Parterre, el de la Isla y el del Príncipe.

Si queréis pasar en día y comer en Aranjuez, os recomendamos llevaros unos bocadillos y refrescos y coméroslos tranquilamente en uno de los jardines, mientras que seáis respetuosos y no generéis basura, no os van a decir nada, y sobre todo si os sale un día soleado como a nosotros, se esta genial y gastándoos lo mínimo.

Jardines del Parterre

 

Se encuentran en la parte trasera del Palacio, y son los primeros que nos encontramos al salir de él, fueron encargados por Felipe V, destacando sus tres fuentes: la de Hércules y Anteo, la de Ceres y la de las Nereidas.

Jardines del Parterre

Cruzando unos puentecitos hacia el norte, muy bonitos por cierto, ya que dan la impresión de estar en Venecia y sus canales 😛 pasamos al Jardín de la Isla.

Jardín de la Isla

 

Este Jardín debe su nombre al encontrarse rodeado por sus tres lados por el río Tajo y por el sur por una ría artificial, se encuentra al norte del Palacio Real, cruzando los citados puentecitos, imposible no parar a hacerse una foto aquí.

Jardín de la Isla

Para nosotros fue el más bonito de los tres jardines, cuenta con numerosas zonas de sombra, con mucha vegetación y bonitas fuentes, concretamente nueve, que podemos visitar dando un agradable paseo. También comimos en este jardín como os recomendábamos antes.

Tras ver los jardines al completo y haber recuperado fuerzas, nos dirigimos a los jardines mas extensos de todos, el Jardín del Principe.

Jardín del Príncipe

 

Como decíamos, es el mas extenso del Real Sitio, con un perímetro de 7 km y una extensión de 150 hectáreas, en la llamada Huerta Grande de Don Gonzalo y en un pequeño jardín mandado crear por Fernando VI en la zona del embarcadero sobre el río, a pesar de que no se comenzó su construcción hasta el mandato de Carlos IV, finalizando los trabajos en 1804.

Jardín del Príncipe (Estanque de los chinescos)

Como siempre para visitar estos lugares, calzado cómodo ya que hay que andar mucho, y terminaremos cansados, pero merece la pena, ya que son jardines muy bonitos, estos sobre todo cuentan con dos fuentes, la de las Cabezas y la de Narciso, que no están encendidas todo el tiempo, sino que solo en un horario que podréis encontrar en la entrada del Jardín. En especial la fuente de Narciso es muy espectacular ya que la presión a la que sale el agua hace que coja mucha altura.

También cuenta con un estanque muy bonito (el de la foto anterior), el estanque de los chinescos, que os invitaran también a sacaros una bonita foto ;D

Fuente de Narciso

Por último llegamos hasta el final del Jardín, donde se encuentra la Casa del Labrador, la cual debe su nombre a una antigua casa de labranza  cuya estructura fue aprovechada para levantar el nuevo edificio.

Se debe al impulso del rey Carlos IV, quien había establecido su residencia oficial en el Real Sitio de Aranjuez entre el 7 de enero y el 7 de julio de cada año. Fue concebida como un lugar de recreo y está considerada como el proyecto más personal de este monarca.

Casa del Labrador

Se puede visitar y su entrada cuesta 4€, aunque nosotros decidimos no hacerlo.

Vista la Casa del Labrador, dimos media vuelta para volver sobre nuestros pasos y salir del Jardín del Príncipe, el último de los tres que visitamos para dar por finalizado el dia, aunque no sin antes probar las típicas fresas con nata de la zona, muy ricas, no os podéis ir de Aranjuez sin hacerlo 😉

Esto ha sido todo viajeros, esperamos que os haya gustado y os pueda ser de utilidad para vuestra visita a Aranjuez, ya sabéis, como siempre, si os ha gustado, compartirlo en vuestras redes sociales, y no olvidéis suscribiros al blog, que nos hace mucha ilusión seguir pudiendo ayudando a otros viajeros y contar nuestras experiencias 😀

¡Un saludo a todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *