Recordando nuestro viaje a Granada – ParejitaViajera

Hace aproximadamente un año, y tras visitar Zaragoza en enero, nuestro siguiente viaje fue Granada, la cual visitamos en abril de 2016, durante 3 días, y aun no os habíamos hablado de nuestra experiencia por tierras “granainas” así que vamos a ello 😛

Día 1 – Viaje, Catedral y Tren turístico.

 

Primeramente como siempre, algunos consejos, en especial si vais en coche y tenéis hotel en la zona centro, mucho cuidado con ciertas calles prohibidas al tránsito, a no ser que en vuestro hotel os hayan dado permiso para pasar por esas calles y aunque os tiren la foto, no os denuncien.

Para estacionar, si no tenéis parking en el hotel como nosotros, directamente iros fuera del centro, porque es imposible aparcar, según lleguéis os daréis cuenta de ello ya que prácticamente solo veréis circular motos por el centro. Nosotros aparcamos el coche cruzando el río Genil, donde ya hay sitio suficiente para estacionar.

Os vamos a contar como nos las apañamos nosotros el primer día para no tener que andar con las maletas para allá y para acá largas distancias, ya que teníamos que pasarnos por el Corte Inglés para recoger la Granada Card, la cual podréis adquirir aquí.

Llegamos,aparcamos en el estacionamiento del Corte Inglés, cogimos nuestras Granada Card, fuimos al hotel con las maletas (cuando en el Corte Ingles nos vieron con las maletas no sabemos que pensarían 😆 ) y al hacer el check-in en el hotel y dejar las maletas allí, volvimos al Corte Inglés, cogimos el coche y ya le aparcamos fuera de la zona centro (¿nos lo montamos bien eh? 😆 )

Ya a mediodía y con todas las tareas del check-in hechas, nos fuimos a comer a un bar que había en la Plaza del Humilladero que vimos al pasar cuando aparcamos el coche y que tenia menús baratos y los platos tenían buena pinta, se llamaba Varagua, y la verdad es que acertamos, ya que comimos buena cantidad, a buen precio, y con buena calidad.

El bar de tapas Varaguas es una buena opción para comer

Después de comer nos fuimos a descansar un poquito del trasiego del viaje al hotel, que vamos a aprovechar para hablaros de él:

Nos alojamos en el Hotel Carlos V, en la Plaza de los Campos, en el centro de Granada, y fue una elección que nos sorprendió muy gratamente cuando llegamos, ya que el hotel es de una estrella y se encuentra dentro de un bloque de pisos, lo cual a primera vista puede dar una sensación de no ser muy allá, pero la ubicación del hotel es excelente, y una vez que entras es muy bonito, y las habitaciones son muy grandes y nuevas, además, nosotros que también reservamos con desayuno, era completo y nos gustó mucho, sin duda una opción muy recomendable si vais a Granada.

Hotel Carlos V

Tras haber descansado un poquito, nos fuimos a recorrer la zona centro un poco por encima, dando un paseo, aprovechamos para visitar la Catedral de Granada, construida durante el siglo XVI bajo el reinado de Carlos V, una construcción impresionante, visita obligada de Granada, así como dentro de las posibilidades entrar también a ver la Capilla Real, también en la Catedral, donde se encuentran los restos de los Reyes Católicos.

Al terminar de ver la Catedral y la capilla, como no nos quedaba demasiado tiempo para ver bien otras cosas, decidimos subir al tren turístico que nos entraba con la Granada Card para que nos diese una vueltecita por Granada y así hacernos a la idea de los lugares que debíamos seguir viendo al día siguiente.

Tren turístico Granada

Esa noche salimos a tapear por la zona centro de Granada, una calle muy recomendable es la Calle Navas, donde hay muchos bares de tapas, y todos son recomendables.

Día 2 – La Alhambra

 

Nuestro segundo día lo dedicamos a la que sin duda es el principal “must” de Granada, la Alhambra, no encontramos palabras para definiros lo bonito y espectacular que es. En sus inicios sirvió como ciudadela dentro de la propia ciudad de Granada, que servía como alojamiento al monarca y a la corte del Reino nazarí de Granada.

El nombre de Alhambra se debe a que en árabe es «al-Ḥamrāʼ» (اَلْحَمْرَاء, ‘la Roja’), procedente del nombre completo «al-Qal’a al-hamra» , lo cual significa ‘fortaleza roja’.

Os recomendamos ir sin prisas, tomándoos todo del tiempo del mundo, ya que es muy grande, y contiene numerosos patios y jardines los cuales no os debéis perder ninguno de ellos por su belleza.

Alhambra de Granada

También os recomendamos comprar las entradas por Internet con bastante antelación, no os vaya a sorprender que el día que queréis ir no tengáis entradas, especialmente para entrar a los Palacios Nazaríes, que van con horario establecido y sin posibilidad de entrar en otro si llegáis tardeasí que mucho cuidado con eso.

La Alhambra podemos dividirla en cuatro zona, el Generalife, los palacios nazaríes, el palacio de Carlos V y la Alcazaba.

Lo primero que nos encontramos es el Generalife, que es la villa con jardines utilizada por los reyes musulmanes de Granada como lugar de retiro y descanso. Data de los siglos XIII y XIV y es de estilo árabe-nazarí.

Generalife

Tras visitar el Generalife, lo siguiente que nos encontramos es el Palacio de Carlos V, llamado así por ser construido en su inicio como residencia del emperador Carlos v, aunque no conste que llegase a habitar en él en momento alguno. Construido después que el resto de los edificios de la Alhambra, todos de estilo nazarí, supone un gran contraste.

Palacio de Carlos V

Justo al lado del Palacio tenemos la entrada a los Palacios nazaríes, conjunto formado por los Palacios de Comares y de Leones. Cronológicamente fueron levantados después de la alcazaba, el Generalife y el Partal, siendo su construcción del primer tercio del siglo XIV. Constituía la sede de las funciones administrativas, de la corte, protocolo y retiro y disfrute privado.

Supone la visita mas larga y para nosotros la más bonita de la Alhambra, así que os recomendamos de nuevo tomaros vuestro tiempo y disfrutad del lugar.

Por último, la zona final de la Alhambra es la Alcazaba, que se trata del recinto situado en la parte más occidental del cerro de Sabika, constituía la zona militar, centro de la defensa y vigilancia del recinto y con ello fue la parte de construcción más antigua de la Alhambra. Con Muhammad I, primer rey nazarí de Granada, se reconstruyó y amplió esta fortaleza, se reforzaron sus muros y se levantaron las principales torres. Su sucesor Muhammad II terminó las obras de reconstrucción de la alcazaba.

La Alcazaba

Dimos por finalizada nuestra visita a la Alhambra a la cual dedicamos alrededor de cinco horas, para que os hagáis una idea de lo extensa que es, y reiteramos que no os podéis ir de Granada sin visitarla 😀

Cuando bajamos a la ciudad, decidimos comer en un restaurante llamado La Ría, en el cual comimos muy mal, al igual que el día anterior en Varaguas si comimos muy bien, aquí tuvimos mala suerte y el menu parecia precocinado (mal precocinado además) y donde también prometían bebidas grandes, finalmente nos dijeron que no tenían una vez ya habíamos empezado a comer, muy mal y nada recomendable el restaurante La Ría.

El resto del día lo dedicamos a hacer algunas compras de souvenirs de Granada, y por la noche, al igual que el día anterior, fuimos de tapas, destacando un bar de tapas llamado La Bella y La Bestia, en el cual casi que teníamos que pedir que dejasen de sacarnos tapas con cada cerveza por que estábamos llenos 😆 muy bueno y recomendable 😀

La Bella y La Bestia

Día 3 – El Albaicín, Sacromonte y Beiro

 

El último día completo que íbamos a pasar en Granada, lo dedicaríamos a recorrernos el Albaicín, el Sacromonte y visitar los Monasterios de San Jerónimo y de la Cartuja. Utilizaríamos para ello la Granada Card para desplazarnos en bus a los distintos barrios ya que se encuentran alejados entre si como para poder verlos a pie el mismo día.

Comenzamos el día subiendo al Mirador de San Nicolás, desde donde se ve perfectamente toda la Alhambra y la ciudad de Granada, otro lugar que no debéis dejaros sin ver.

Vistas desde el Mirador de San Nicolás

Os recomendamos “perderos” un poco por las calles de esta zona, ya que encontrareis muchas tiendas donde encontrar cosas chulas de Granada, ademas también de tener unas vistas muy bonitas de la ciudad, siendo destacable darse un paseo por la Carrera del Darro y el Paseo de los Tristes.

Tras visitar el Albaicín, fuimos a ver el Sacromonte, que es el tradicional arrabal de los gitanos granadinos, donde encontramos las famosas cuevas y casas de los mismos. El principal monumento del Sacromonte es su Abadía, construida por el arzobispo Don Pedro de Castro en el siglo XVII en el lugar donde aparecieron las supuestas reliquias y otros testimonios de los que habrían sido los primeros cristianos de Granada.

Granada y la Alhambra desde la Abadía del Sacromonte

Tras recorrernos todo el Sacromonte andando hasta su Abadía y vuelta, cogimos el autobús y nos desplazamos hasta el Monasterio de la Cartuja,  el cual albergó a una comunidad de monjes cartujos desde su fundación en el siglo XVI hasta la exclaustración en el año 1835. Su construcción duró desde el S.XVI hasta el XIX.

Tras el Monasterio de la Cartuja, visitamos el de San Jerónimo, el cual fue el primer monasterio que se construyó en Granada tras la conquista de la ciudad por los cristianos, y su fundación data incluso de antes de la toma de la ciudad por los Reyes Católicos. El Monasterio fue saqueado y destinado a cuartel por los franceses, de ahí que perdieran gran parte de sus bellos ornamentos y la torre de la iglesia, que fue reconstruida posteriormente.

Tras visitar estos Monasterios, dimos por finalizado el día, agotados por las caminatas que nos habíamos metido, tocaba descansar un poquito y como no podía ser de otra manera, disfrutamos nuestra ultima noche en Granada como se merece 😛 .

Uno de los locales de Granada, con una decoración muy bonita

Día 4 – Parque de las Ciencias y vuelta a casa

 

El último día decidimos, tras coger las maletas y dejarlas en el coche, y como aún teníamos tiempo hasta después del mediodía para volver a casa, ir a visitar el Parque de las Ciencias, un museo interactivo, en el que nos pasamos toda la mañana.

Nos sorprendió gratamente ya que pensábamos que iba a ser una visita como cualquier otra, pero tiene muchas zonas en la cual puedes interactuar tú con lo que se expone. Cuenta ademas con un patio exterior, con fuentes y zonas de descanso muy agradables, así como un mariposario y una torre de observación de 50 metros de altura desde la cual tenemos unas buenas vistas de la ciudad.

Nosotros recomendamos visitar el Parque de las Ciencias, sobre todo si tenéis la Granada Card ya que está incluida, aunque si vais justo de tiempo, quizás es prescindible por otros monumentos que expusimos anteriormente.

Tras visitar el Parque de las ciencias, cogimos el autobús hasta donde teníamos aparcado el coche y nos dispusimos a volver a casa, dando por finalizado nuestro viaje a Granada, una ciudad que nos encantó, y guardamos en nuestra lista de favoritas 😀

Esperamos que os haya gustado nuestra experiencia y os pueda ser útil para vuestros viajes, cualquier duda o sugerencia estaremos encantados de atenderla.

¡Muchas gracias viajer@s! ¡Hasta la próxima!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *