Que ver, hacer y visitar en Brujas

 Nos quedaba aun pendiente de hablaros sobre una de las ciudades denominadas “Venecia del norte”, deduciendo fácilmente el por que de ello, ya que cuenta con numerosos canales a lo largo de ella.

 

Brujas es la capital de la provincia de Flandes Occidental, se encuentra a escasos 90 kilómetros de Bruselas y tiene una población de alrededor de 117.000 habitantes. Cuenta con uno de los cascos históricos mas bonitos de Europa, declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2000. Al encontrase muy cerca de la frontera con los Paises Bajos, veréis que prácticamente todo está escrito en neerlandés, aunque si habláis en inglés no tendréis problema para comunicaros.


Cómo llegar a Brujas desde Bruselas:

 

Estación de tren de Brujas

La principal vía de transporte para llegar a Brujas es el tren, desde la estación central hay trenes cada 20-30 minutos aproximadamente dependiendo del momento del día.

No es difícil dar con el que te lleva ya que en las pantallas te pone todas las paradas que va haciendo el tren en cuestión, normalmente Brujas no es el final de destino, si no que lo es Ostende (aunque este para igualmente en Brujas), buscad el tren que entre sus paradas ponga Brugge. El billete cuesta 14.50€ el estándar y de tan solo 6€ el de menores de 26 años.

Recordad que hay revisores en todos los trenes, no digáis que no os avisamos ;D

Tenéis toda la información sobre las líneas y los horarios en la pagina oficial de los trenes belgas.


Qué podemos ver y hacer en Brujas:

 

Brujas se puede ver perfectamente en un día, lo principal es dirigirse al centro histórico de la ciudad, como dijimos anteriormente fue declarado Patrimonio de la Humanidad, y allí esta todo lo que debéis ver, desde que pongáis un pie en esa zona os quedareis asombrados de la belleza del lugar.

Minnewater Park y Beguinaje:

Si vais desde la estación de tren , lo primero con lo que os topareis será el Minnewater Park, un parque con lagos muy bonito y muy tranquilo, el cual os derivará al Beguinaje, una zona donde vivian las Beguinas de la ciudad, un grupo de mujeres cristianas que dedicaban su vida a ayudar a los mas desfavorecidos. Actualmente es un monasterio benedictino.

Beguinaje de Brujas

Sint-Janshospitaal:

El Hospital de San Juan data del sigo XI y era el lugar donde peregrinos, viajeros y enfermos acudían a ser tratados por las monjas y hermanos allí presentes, lo encontraréis nada mas entrar al centro histórico . Dentro del edificio se puede visitar un museo con instrumental y uniformes médicos de la época.

Sint-Janshospitaal

Plazas Burg y Markt:

Son las dos plazas principales de la ciudad, en la primera encontramos el Stadhuis (Ayuntamiento) y la Heilig-Bloedbasiliek (Basílica de la santa sangre). En la plaza Markt, lo mas llamativo es el Belfort (torre campanario) de la ciudad y el Provinciaal Hof (Palacio provincial). Lo que más llama la atención de ambas plazas son sus preciosas fachadas, datadas entre los siglos XIV y XV, a excepción del Provinciaal Hof que data de los siglos XIX y XX.

Plaza Burg

En navidad el mercado navideño (entre finales de noviembre y principios de enero) se situa principalmente en la Grote Markt, aunque podemos encontrar puestos repartidos por otras plazas del centro.

Grote Markt en navidad.

Molinos de Brujas:

Al noreste del centro podréis recorrer un parque, (el Kruisvest) al lado de un canal en el que encontrareis unos molinos que son curiosos y bonitos de ver, nosotros nos los encontramos por casualidad ya que lo desconocíamos y nos gustó, además es una zona muy tranquila sin demasiada gente paseando por ella.

Sint Janshuis

El más interesante es el de Sint Janshuis. Es del siglo XVIII y está en su lugar original. Otros, como el vecino molino de Koelewei, se encontraban en distintos puntos de la ciudad y fueron trasladados en 1996.

Dónde comer en Brujas:

Aunque os encontrareis con un sinfín de establecimientos para comer, nosotros os recomendamos el restaurante Gruuthuse Hof, en pleno centro de la ciudad, en el que nos pedimos una carbonade buenísima, sin un precio desorbitado (21 euros el plato, con patatas fritas y una cerveza) y además con un trato del personal muy bueno, repetiríamos seguro.

 

En conclusión, para nosostros Brujas es una de las ciudades mas bonitas que hemos visitado, y aparte de estas aportaciones principales que os damos, siempre os aconsejamos “perderos” un poquito por sus calles, que siempre se encuentra algo que no habíais planeado.

 

¿Habéis estado en Brujas? Contadnos vuestra experiencia 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *