Qué hacer y ver en Dresden, capital de Sajonia

En nuestro último día en nuestro viaje a Praga, aprovechamos para visitar la capital de Sajonia, Dresden, o Dresde en castellano, una ciudad preciosa situada a menos de 150 km de Praga y a menos de 200 km de Berlín, hace que sea un destino que merezca la pena visitar si se viaja a la capital checa o alemana y nos sobra algún día en nuestro viaje, ya que además se encuentra perfectamente comunicada en bus o en tren.

A continuación os dejamos un pequeño índice en el que os resumimos la visita a Dresden:

 

Como os comentamos anteriormente, se encuentra en la región de Sajonia, en el valle del Elba, en el este de Alemania. Exactamente está localizada a 147 kilómetros de Praga y a 193 km de Berlín. El idioma hablado en la ciudad es el alemán y la moneda utilizada, el euro. Cuenta con el mismo uso horario que España.

 

Nosotros llegamos a Dresden en autobús desde Praga con Regiojet, una empresa de autobuses que como ya contamos anteriormente en éste hilo, nos sorprendió mucho con sus bajos precios y la calidad de sus autobuses. Se puede reservar a través de su página web o en las propias oficinas de la estación de autobuses de Praga. También en bus está la opción de Flixbus. Con ellos no viajamos pero también tiene buena reputación y gran cantidad de autobuses. La principal estación tanto de autobuses como de tren es la Dresden Hauptbahnhof (estación central de Dresden).

Autobús de Flixbus en la fachada de la Estación Central de Dresden

También existe la posibilidad de ir en tren hasta Dresden en la citada estación, aunque por precio, horarios y duración del viaje que comprobamos en GoEuro nos decidimos por el autobús que ofrecía mejores servicios, sin embargo os recomendamos hacer una búsqueda en GoEuro ya que igual si os cuadran los horarios y los precios si os gustan más los trenes.

La estación se encuentra a escasos 10-15 minutos del centro a pie, con lo cual está perfectamente ubicada para visitar la ciudad en transporte público.

Dresden es una ciudad con un casco histórico precioso, lleno de edificios con una arquitectura que no deja indiferente a nadie, cabe destacar que en 1945, cuando la Segunda Guerra mundial tocaba a su fin, la ciudad sufrió unos devastadores bombardeos por parte de las fuerzas aliadas, cayendo sobre la ciudad sajona mas de 4000 toneladas de bombas, prácticamente derruyendo la totalidad de la ciudad. Este hecho hace aun más increíble como la ciudad se ha recuperado, y luce como luce actualmente.

Lugares que no hay que perderse en Dresden:

  • Frauenkirche: Construida entre los años 1723 y 1743, lo que más destaca de esta bonita iglesia, aparte de su espectacular cúpula, es que como comentamos fue derruida en su totalidad en los bombardeos de la segunda guerra mundial, y fue reconstruida gracias a donaciones por parte de todo el mundo, finalizando su reconstrucción en el año 2005. Tanto el edificio nuevo como el anterior tienen una altura de unos 91 m.

 

Frauenkirche

  • Hofkirche y Palacio de Dresden: La Hofkirche o catedral católica de Dresden, construida entre 1739 y 1755, derruida en la segunda guerra mundial y posteriormente reconstruida, fue designada como catedral en 1980. Por su parte, el Palacio es uno de los edificios más antiguos de Dresden, fue residencia de los príncipes electores del Sacro Imperio así como de los reyes de Sajonia. Es otro de los edificios preciosos y dignos de ver en la ciudad.

 

Hofkirche y Palacio de Dresden

  • Zwinger: El Zwinger es otro de los palacios que encontramos en la ciudad, se utiliza en la actualidad como museo, ya que alberga gran cantidad de obras artísticas y científicas en su interior. Es destacable también su patio, lugar donde es posible descansar observando la arquitectura barroca del palacio así como sus fuentes.

 

Zwinger Dresden

  • Augustusbrücke: En castellano “Puente de Augusto”, es el puente más reconocido de la ciudad. Cruza el rio Elba desde el Alstadt al Neustadt. Fue construido en el siglo XVIII y tenia una labor fundamental en las rutas comerciales entre Praga y la ciudad. Al igual que los anteriores monumentos que comentamos, también fue destruido en la segunda guerra mundial y posteriormente reconstruido.

 

Augustusbrücke

  • Terraza de Brühl: es un conjunto arquitectónico que extiende a lo largo de la orilla del Elba junto al casco histórico, donde se encuentra la Escuela Superior de Bellas Artes de Dresde. Desde comienzos del siglo XIX se le denomina también en ocasiones “el balcón de Europa”. Es la típica zona fotografiada en las postales de Dresden.

 

Terraza de Brühl

  • Fürstenzug: En castellano “Desfile de los principes” es un enorme mural ubicado en el centro histórico de la ciudad alemana. Muestra un desfile de jinetes de un tamaño mayor que el natural y está formado por unos 24.000 azulejos de porcelana de Meissen, por lo que es el mosaico de porcelana más grande del mundo. Representa a los monarcas de la casa de Wettin entre 1123 y 1906. Se encuentra en la Augustusstraße, en la pared norte del establo de la corte real situado en el Residenzschloss.

 

Fürstenzug

  • Semperoper: Es el edificio de la ópera de Dresden, considerado una de los mejores edificios de ópera del mundo. En este teatro se estrenaron algunas de las más reconocidas óperas alemanas, como tres de Richard Wagner y la mayoría de las de Richard Strauss.

 

Semperoper Dresde

Nosotros para comer en Dresden optamos por entrar a “Hans im Gluck”, un restaurante ubicado en la Altmarkt o antigua plaza del mercado que nos recomendó Tripadvisor. Tuvimos éxito con la elección, ya que el trato de la chica que nos atendió fue excelente, recomendándonos una oferta que tenían que nosotros no nos habíamos dado ni cuenta y perfectamente nos la podían haber “clavado”, ademas las hamburguesas que nos comimos estaban muy ricas, tenian buena cantidad y bien de precio. Pedimos además cerveza y un cafe al final que nos decoraron con los muñecos de los semaforos tipicos en Dresden. Salimos muy contentos de allí, asi que os recomendamos este lugar.

Recargando pilas al estilo alemán 😛

Como siempre, si no os convence este restaurante, os recomendamos 100% consultar Tripadvisor en el lugar, os evitará muchísimos quebraderos de cabeza y estafas al meteros a comer en cualquier lugar en el que os “pesquen” en la entrada y después sea un lugar pésimo (hablamos por experiencia ya que nos pasó algo así en Bruselas).

Para finalizar, como siempre, estamos abiertos a contestar cualquier duda que tengais, tanto en el cajón de comentarios, redes sociales, o de manera privada en parajitaviajera30@gmail.com . Esperamos que el post os sea útil y que disfrutéis tanto de Dresden en el caso que decidáis ir, tanto como nosotros.

¡Un saludo viajer@s!

Si te ha gustado el post, ¡compártelo!

Un pensamiento sobre “Qué hacer y ver en Dresden, capital de Sajonia

  1. Jesus

    Muy buen post pareja!
    Para mi Dresden es una de las ciudades mas bonitas de Alemania, mi visita duró apenas 1 día ya que teníamos 3 días de vacaciones y pernoctábamos en Praga, eso fue uno de los motivos que nos hizo recurrir a un recurso cada vez mas utilizado por mas turistas, un tour guiado en español por la ciudad, donde pudimos conocer un poco la historia de la ciudad y ver todo lo mas representativo de Dresden.
    Muchas gracias por compartir vuestra experiencia con todos los viajeros. Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *