La Parejita en Bélgica (Viaje de 4 días)

Tras una larga espera de más de dos meses desde que reservamos nuestro viaje a Bélgica, y con mucha incertidumbre por temas personales durante ese tiempo acerca de si finalmente podríamos ir o no…¡pudimos :D!. Nuestro itinerario sería el primer medio dia quedarnos en Bruselas, el segundo visitar Gante, el tercero Brujas, y el cuarto terminar la visita de nuevo en Bruselas.

Primer día – Bruselas

 

Por lo tanto el día 23 de Noviembre de madrugada cargamos las maletas al coche para dirigirnos al aeropuerto de Barajas, estacionándolo de nuevo, como en nuestro viaje a París, en el hotel SHS Aparca y Vuela, ya que nos gustó la experiencia del anterior viaje, barato y buen servicio, para más tarde coger el minibus que nos ofrecía el hotel y marchar al aeropuerto.

Ryanair Parejita

Ambos vuelos fueron con Ryanair, tanto la ida como la vuelta. Salimos de Madrid con aproximadamente 30 minutos de retraso, a las 10.00 de la mañana, para aterrizar en Bruselas a las 12:00, y dirigirnos a coger el tren que nos llevaría del aeropuerto a la ciudad.

A diferencia de París, los trenes están muy bien señalizados, y no tuvimos que esperar nada para coger el que nos llevaba a la estación central de Bruselas. Al llegar, optamos por no coger el metro e ir andando hasta nuestro hotel, el Auberge de Jeunesse Génération Europe – Youth Hostel, que aunque nos pillaba un poco alejados, en Molenbeek-Saint-Jean (una media hora andando), así cruzábamos el centro de la ciudad para echarle un primer ojo.

El hotel, más que eso mismo, era un albergue. Tenía lo mínimo para pasar la noche, no estaba mal, pero si que es cierto que estaba un poco descuidada la habitación, que precios bajos no deben suponer dejadez.

Una vez dejadas nuestras pertenencias, nos dirigimos ya al centro de la ciudad, a realizar nuestro recorrido planeado, empezando por la increíble Grand Place, sin duda la plaza más bonita que hemos visto nunca, ya que no cuenta solamente con su propia belleza, si no que está explotada al máximo con una iluminación espectacular por las noches.

Grand Place de Bruselas

Grand Place de Bruselas

Había mucho ambiente en el centro, ya que además, en esos días, comenzaban los mercadillos navideños en muchas ciudades belgas, entre ellas, Bruselas, con lo cual ya estaba la ciudad adornada para la ocasión. La cantidad de chocolaterías y tiendas que había por la zona hacía difícil el continuar el paso sin detenerse a probar alguna de las degustaciones que te encontrabas 😆

Nuestra sigfueuiente parada fue el Manneken Pis, uno de los símbolos de Bruselas y con numerosas leyendas acerca de su significado, puede parecer mas pequeña de lo que uno pueda pensarse, ya que medirá apenas 50 centímetros, pero desde luego, es una fuente curiosa 😛

15138324_10207837083743708_6153010378880226216_o

Cuidado al acercarte a la estatua 😆

Justo al lado, para los amantes de los gofres, encontraréis Le Funambulé, un pequeño local donde venden gofres muy buenos y a buen precio.

También nos habían hablado de la réplica del Manneken Pis, pero en femenino, la Jeanneke Pis, que además, se encuentra en frente del famoso bar Delirium café, local que ostenta el record guinness de variedades de cerveza, con cerca de 2000, una parada obligatoria, como nosotros hicimos las 3 noches que estuvimos allí :D.

Y ya que de incontinencia iba la cosa, también fuimos a ver la tercera réplica, el Zinneke Pis, esta vez en versión perruna 😆

Otras paradas que hicimos ese día fueron las Galeries Royales St Hubert, donde hay sobre todo muchas chocolaterías, y la plaza de la Bourse de Bruselas, donde había ya algún que otro puesto de navidad abierto, aunque el mercadillo comenzaba dos días después.

p1070643

Bourse Bruselas

Dimos por finalizado pronto nuestro primer día para poder reponer fuerzas, ya que al día siguiente a primera hora íbamos a coger un tren dirección a Gante, nuestro segundo destino del viaje.

 

Segundo día – Gante

 

Nuestro segundo día en Bélgica comenzó bien tempranito, a las 10 de la mañana ya estábamos subidos en el tren con dirección a Gante, aunque no con demasiado acierto ya que nos confundimos y cogimos uno que hacía más paradas que el que deberíamos haber cogido, aun así a las 11:30 ya estábamos en Gante para comenzar nuestra visita.

15304551_889588201178236_6157062014957053648_o

Gante

Desde la estación de Gent-St-Pieters, hasta el centro andando hay una media hora, llama la atención el contraste entre el exterior de la ciudad, más moderno, y ya el propio centro, más histórico, a diferencia de Brujas por ejemplo.

Una vez en el centro, lo más característico es la Korentmark, donde se pueden admirar las tres torres medievales de la ciudad, la Sint-Niklaaskerk, justo a su lado, el Belfort de Gante, y la Sint Baafskathedraal.

15195887_889588077844915_8962206985287159241_o

Korenmarkt Gent

Desde luego paseando por esta zona es imposible no quedarse boquiabierto mirando el cielo ante la magnitud de tales construcciones, aparte de lo bonita que es la arquitectura del resto de edificios que forman el centro de Gante, en especial los que se encuentran junto a los canales.

En el propio centro de Gante, encontraréis muchas tiendas, tanto de ropa, chocolate, gofres, recuerdos, etc. En una de ellas es donde tuve que comprarme un gorrito debido al frío que hacía en esos lares 😆

15304472_889588337844889_7854561798363795923_o

Plaza del Belfort

Otro de los lugares que visitamos en Gante fue el Gravensteen, castillo medieval de los condes de Gante, junto al rio Lys, además de ejercer en su historia como Casa de la Moneda y cárcel de la ciudad. Muy bien conservado.

15271823_889588184511571_3625117093633807823_o

Gravensteen

El centro de Gante es pequeñito, con los cual nos lo recorrimos unas cuantas veces para no perdernos nada. Además de todo lo anterior, también visitamos la Sint-Jacobskerk y la plaza que hay justo al lado, la Vrijdagmarkt. Os recomendamos “perderos” por el centro, ya que siempre encontraréis algo que no llevabais anotado y que os sorprende.

Aguantamos hasta que se hizo de noche para ver como era Gante nocturno, y aunque no estaba mal, nos esperábamos mas, pero claro, después de ver la Grand Place iluminada, cualquier cosa sabe a poco 😆 .

Lo último que visitamos antes de irnos de Gante fue su ayuntamiento, precioso con la silueta del Belfort de fondo.

15272081_889588924511497_186205985547203785_o

Ayuntamiento de Gante, y el Belfort de fondo.

Una vez de vuelta en Bruselas, alrededor de las 20:00, tomamos nuestra tradicional ruta de ir a por chocolate, irnos al Delirium café, y degustar cervezas acompañadas de ello 😀

 

Tercer día – Brujas

 

Nuestro tercer día comenzó como el anterior, sólo que con distinto destino. Metro hasta la estación central, y de ahí, tren hasta Brujas, llegando allí sobre las 11:30.

Ya la propia decoración de la estación de tren hace ver que estamos en un lugar especial, una de las zonas de la llamada Venecia del norte, Brujas parece sacada de un cuento, es una ciudad preciosa, su centro es un continuo de edificios, que si nos dejásemos llevar, nos haríamos una foto con cada casa por la que pasásemos.

15271810_889590004511389_5258801063799662410_o

Brujas

Nuestras primeras visitas en Brujas fueron el parque Minnewater, nada mas salir de la estación, el Beaterio de Brujas, y ya adentrarnos en el propio centro, para toparnos con la iglesia Onze-Lieve-Vrouw Brugge, además del Sint-Janshospitaal, un hospital con mas de ocho siglos de historia de monjas cuidando peregrinos, viajeros y enfermos.

15272002_889589167844806_7813205036568291710_o

Sint-Janshospitaal

Tuvimos la suerte de que ese mismo día se inauguraba el Mercado de Navidad de Brujas, así que nos dimos una vuelta por todos los puestos que había en las diferentes plazas de la ciudad, asombrándonos con lo precioso que estaba todo adornado. Aprovechamos dado el frío que hacía, para meternos al cuerpo un vino caliente que nos “vino” (chistaco 😆 ) de lujo.

15235391_889589354511454_7606761861492134004_o

Brugge Christmas Market

Teníamos ganas también de probar la famosa Carbonade de Bélgica, un estofado de ternera cocinado en cerveza. El día anterior estuvimos consultando en TripAdvisor donde podíamos comer este plato a buen precio y que estuviese bueno, y muchos recomendaban el restaurante Gruuthuse Hof, así que allí nos animamos a ir, y acertamos de pleno, un buen plato de Carbonade riquísima y una Maes por 21 euros, en pleno centro de Brujas, ademas de un trato del personal muy bueno.

Gruuthuse Hof

Tres zonas que no os podéis perder bajo ningún concepto son la Plaza del Mercado, donde estaba colocada la mayor parte del Mercado Navideño y una pista de patinaje, la Plaza Burg, donde se encuentra el ayuntamiento, y la tradicional vista que aparece en todas las fotos de Brujas desde la calle Braambergstraat.

Al igual que en Gante, es recomendable liarse a andar y “perderse” por su centro, siempre acabaréis viendo algo que no esperabais. Nosotros nos encontramos con una tienda llamada 2be – the Beer Wall, muy cerquita de Braambergstraat, (aparece a la izquierda en la propia foto anterior), que estaba repleta de cervezas, juguetes, recuerdos…muy amplia y si podéis, os aconsejamos daros una vueltecita por dentro.

Y por supuesto, al igual que en toda Bélgica, si queréis chocolate, en Brujas lo tenéis por un tubo ;D.

Al anochecer y tras ver Brujas iluminada, y con una sensación magnífica en el cuerpo de haber visto algo precioso, nos volvimos a Bruselas, para volver a deleitar al cuerpo con chocolate y cerveza, que se lo había ganado después de tanta caminata 😆

 

Cuarto día – Bruselas

 

Decidimos dejar para el último día nuestra visita más ampliada a Bruselas por dos razones, una, porque el Mercado de Navidad de Bruselas no comenzaba hasta ese fin de semana, y porque esa misma noche ya nos íbamos al aeropuerto para coger de madrugada nuestro vuelo de vuelta a España.

Comenzamos el día cogiendo el metro y dirigiéndonos a ver el Atomium, aunque lo haríamos desde el Parque Mini-Europa, un parquecito en el que había expuestas alrededor de 350 maquetas de monumentos y lugares representativos de Europa, muy chulo y en el caso de que en vuestra visita a Bruselas os sobre tiempo, recomendable ir.

15259454_889591177844605_2761442210356014264_o

Atomium

Nos tiramos un par de horas viendo el Mini-Europa, y haciendo fotos a las maquetas, estaban muy bien logradas y también había trenes y barcos en movimiento. En la zona de España estaban representados la plaza de toros de Sevilla, el Monasterio de El Escorial y la zona de La Mancha.

15235458_889591531177903_8569847821876743069_o

Monasterio de El Escorial

Cuando salimos de la zona del Atomium, fuimos a ver el Barrio Europeo, donde se encuentran la mayoría de las sedes de la Unión Europea, entre otras, el Parlamento Europeo o la Comisión Europea.

También en el Barrio Europeo está el Parque del Cincuentenario, un parque muy grande, con un arco del triunfo en la parte final del mismo, que recuerda al de la Puerta de Brandeburgo. El Palacio del Cincuentenario fue construido para celebrar el cincuenta aniversario de Bélgica como nación independiente.

p1070827

Arco del triunfo del Palacio del Cincuentenario

Mientras caminábamos de vuelta al centro, también pasamos por delante del Palacio Real, y del Parque de Bruselas, justo en frente del Palacio.

A nuestra llegada al centro, y a la hora de comer, cometimos un error a la hora de buscar lugar donde comer, no consultar antes TripAdvisor como si lo hicimos en el día anterior en Brujas, y tuvimos la mala suerte de caer en  La Petite FONTAINE, un restaurante horrible, donde podéis encontrar nuestra opinión aquí.

Tras nuestra desafortunada elección de restaurante, nos fijamos el difícil objetivo de…irnos de compras esa tarde 😀 acabando como no, con chocolate, en unas cajitas típicas de Bruselas, cerveza y un imán de Bélgica para la colección que tenemos de los lugares donde vamos que no os hemos enseñado aun y tenemos que hacerlo.

15304209_889592334511156_3084270935828359025_o

También estuvimos un buen ratito paseando por otras zonas que no habíamos visto del Mercado de Navidad, podríamos repetir mil veces el adjetivo precioso, pero se queda corto.

Y llegó la noche, y con ello la hora de despedirnos de Bruselas, de su Grand Place, su ambiente navideño y el ambiente que había ese sábado allí, dando por finalizado nuestro viaje a nuestro segundo país extranjero visitado este año, y que con  casi  total seguridad será con el que cerremos el año.

15304195_889590801177976_4555900232207335845_o

Grand Place

En nuestra próxima entrada os daremos, al igual que en París, consejos que hemos ido aprendiendo en nuestro viaje, para cuando vayáis a Bélgica, no estéis a ciegas y sepáis, sobre todo, qué podéis hacer para no fallar y hacer que el viaje salga perfecto.

Y vosotros…¿Habéis estado en Bélgica? ¿Os gustó tanto como a nosotros? Esperamos vuestros comentarios 😀

¡Un saludo viajeros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *