Consejos para tu viaje a Lisboa – Qué no te puedes perder

A todos nos gustaría realizar viajes lo suficientemente largos como para no perdernos absolutamente nada de la ciudad o lugar que visitamos, pero la mayoría de las ocasiones, o el presupuesto o nuestros días libres en el trabajo no nos lo permiten.

Nuestro viaje a Lisboa duró 3 días completos, así que vamos a intentar ayudaros a no perderos al menos lo imprescindible de la capital lusa y sus alrededores.


1- Antes de llegar

 

Lo primero a tener en cuenta cuando vayáis a visitar Lisboa, si lo hacéis en coche, prácticamente todos los accesos a la ciudad son de peaje, para cruzar ambos puentes, tanto el Vasco da Gama (2.60€) como el 25 de Abril (1.60€), tendréis que pasar antes por caja (solo para entrar, para salir de la ciudad no).

Una vez en la ciudad, si vuestro hotel se encuentra en el centro, como lo estaba el nuestro,  os recomendamos buscar lugares para aparcar fuera del mismo, ya que todo el centro es o zona de pago, o de residentes, y además, está mal señalizado.

Os encontraréis con zonas amarillas o verdes sin estar pintadas en el suelo, y que descubriréis sólo si os fijáis en las señales que hay cada x metros en la acera, lo cual, más que por no pagar, es que puede llevaros a error y encontraros vuestro coche precintado y con un cepo (nosotros vimos unos cuantos por Lisboa como el de la foto).

2 – El Hotel

 

Nuestro hotel era el Masa Hotel – Almirante sito en la Avenida Almirante Reis, a unos 20 minutos andando del barrio de la Baixa, muy bien situado.

El hotel es de 3 estrellas, pero recién reformado y muy nuevo y bonito, a nosotros nos encantó, la habitación muy espaciosa y la cama enorme, el personal del hotel es amable y no tuvimos ningun problema en nuestra estancia.

Lo único a lo que podríamos ponerle alguna peguilla es al desayuno que se nos quedaba un poco corto pero tampoco le pondríamos una nota negativa.

La relación calidad-precio del hotel es muy recomendable, y si estáis buscando uno para alojaros en Lisboa, este es una gran opción.

 

3 – Qué no debes perderte en la ciudad

 

Como dijimos anteriormente, disponiendo de un par de días para ver la ciudad, lo mas interesante, a nuestro juicio es uno de los días dedicarlo a patearse el Barrio alto, la Baixa y la Alfamay otro desplazarse al Barrio de Santa María de Belém, donde encontraremos la Torre de Belém, el Monumento a los Descubrimientos y el Monasterio de los Jerónimos.

En la Alfama no os podéis perder el Castelo de San Jorge, que con su posición dominante sobre la colina mas alta del centro histórico, es visible desde la mayor parte del mismo.

Castelo de San Jorge

Muy cerca del Castillo tenemos el Miradouro da Graça, donde, si decidís no entrar al castillo, tendréis unas vistas de la ciudad y del Puente 25 de Abril de fondo espectaculares.

Bajando la colina donde se encuentra el castillo en dirección a la costa, nos encontramos muy cerca también el Miradouro das Portas do Sol, y justo al lado el de Santa Lucía otros miradores con unas vistas muy bellas del casco histórico de la ciudad.

Miradouro da Graça

Continuando el recorrido en dirección a la Baixa nos topamos con la Sé de Lisboa, la catedral de la ciudad e iglesia mas antigua de Lisboa, cuya construccion comenzó en el siglo XII. La entrada a la misma es gratuita.

Sé de Lisboa

Durante toda vuestra visita os iréis encontrando muchas tiendas de souvenirs y recuerdos de Lisboa en las que poder llevaros un típico tranvía amarillo de la linea 28, un gallo de la suerte o quizá alguna torre de Belém o similar 😀 .

En cuanto a las plazas que debéis visitar, sin duda está la Plaza del comercio, en la Baixa, de los lugares mas simbólicos y populares de Lisboa. Está situada a orillas del rio Tajo, y en ella podemos observar una estatua de José I de Portugal en el centro de la misma, y el impresionante Arco de la Rua Augusta en la parte norte de la plaza.

Plaza del Comercio

Otra de las plazas mas importantes es la Plaza del Rossio, también en la Baixa,  es una plaza muy animada, donde tanto lisboetas como turistas suelen hacer vida social, albergando muchos lugares donde poder comer y tomar algo. Además tenemos puntos de interés como la Estación ferroviaria de Rossio, la estatua de Pedro IV de Portugal en el centro de la plaza o el teatro de Doña Maria II.

Plaza del Rossio

En el centro de la Baixa está situado el Elevador de Santa Justa, con 45 metros de altura, es también una de las principales atracciones turisticas de la ciudad junto a los tranvías, donde desde su terraza se obtienen buenas vistas de las plazas que os citamos anteriormente y del centro, las colas para subir al elevador suelen ser frecuentes asi que, armaos de paciencia.

 

Elevador de Santa Justa

 

De cara a un segundo día en la ciudad, lo teneis facil, desplazaros como hemos dicho al principio de este apartado 3, al Barrio de Santa María de Belém, donde debeis visitar si o si:

 

Sin lugar a dudas, la Torre de Belém, icono de la ciudad, del siglo XVI, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983, que ha servido para numerosas funciones a lo largo de su historia, como defensa de Lisboa, de prisión, como faro y también como centro de recaudación de impuestos para ingresar a la ciudad. No debéis iros de Lisboa sin visitarla.

Torre de Belém

A 10 minutos andando de la Torre de Belém tenemos el Monumento a los Descubrimientos, monumentos contruido para conmemorar los 500 años de la muerte de Enrique el Navegante, en 1960. Tiene 52 metros de altura y celebra a los marineros, patrones reales y todos los que participaron en el desarrollo de la Era de los Descubrimientos. En el Monumento se representan a un total de 33 personalidades.

Monumento a los Descubrimientos

Por ultimo y a destacar de esta zona, a las espaldas del Monumento a los Descubrimientos se encuentra el Monasterio de los Jerónimos, del siglo XVI,  encargado por el rey Manuel I de Portugal para conmemorar el regreso de la India de Vasco de Gama (en el interior del Monasterio se encuentra su tumba) y simboliza la Era de las exploraciones portuguesas. Al igual que la Torre de Belén, el Monasterio fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1983.

Monasterio de los Jerónimos

En el aspecto culinario no debes perderte los tradicionales Pasteles de Belém, deliciosos, que podrás encontrar a buen precio y en cualquier lugar de la ciudad, también en “packs” de 6 o 12 para regalo.

Pasteis de Belém

Otra especialidad portuguesa son los platos de bacalao, ya sea à bràs, pasteis… las sardinas, y en general el marisco, no tendréis problema en encontrar lugares donde probar buenos platos tipicos portugueses en el centro de la ciudad. Os recomendamos en especial bajaros las guías de TripAdvisor, que son las que utilizamos, para poder utilizarlas offline en vuestros viajes.

Para los mas cerveceros, las dos marcas mas populares en Portugal son la Sagres y la Super Bock, con grandes variedades dentro de cada una.

 

Esperamos que os haya sido útil nuestro articulo, y al menos tengais las ideas claras de donde debéis ir en Lisboa si o si. En un post mas adelante os recomendaremos lugares cercanos a Lisboa, como Sintra, Estoril o Cascais, en especial el primero, es otro lugar que debéis sacar tiempo para visitar si estáis en Lisboa, al menos un día.

Cualquier duda o sugerencia estaremos encantados de leerla y resolverla 😀

¡Un saludo viajeros!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *